Coral de la Universidad de Cádiz | La Coral de la UCA afronta como un “desafío” su concierto en el Falla
20139
single,single-post,postid-20139,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.8.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

La Coral de la UCA afronta como un “desafío” su concierto en el Falla

 

La cita será el 8 de abril en el Gran Teatro Falla. La Coral de la Universidad de Cádiz (UCA) y la Orquesta Álvarez Beigbeder se subirán de nuevo juntas a un escenario para ofrecer un “repertorio difícil” en palabras del director del concierto, Juan Manuel Pérez Madueño, con dos obras de Mozart que ambas formaciones afrontan como “un desafío”. Se trata de la Sinfonía número 41, Júpiter, que ofrecerá la orquesta, y de la Gran Misa en Do Menor, que tendrá como protagonistas a los dos conjuntos.

Este concierto previo a la celebración de la Semana Santa fue presentado ayer en la sede del Rectorado de la Universidad gaditana con la presencia de Teresa García, vicerrectora de Responsabilidad Social, Extensión Cultural y Servicios de la UCA; Juan Manuel Pérez Madueño, director de la Coral y de este espectáculo; Joaquín Fernández-Repeto, vicepresidente de la Coral, y Magdalena Garrido, presidenta de la orquesta jerezana.

 

LOS DOS GRUPOS VOLVERÁN AL FALLA EN OCTUBRE Y DICIEMBRE CON NUEVOS PROGRAMAS

El trabajo de los dos grupos musicales fue alabado por la representante universitaria, que destacó la “solvencia y el prestigio” alcanzado por la coral y la orquesta, que ya han unido sus caminos artísticos en otras ocasiones y siempre con un excelente resultado sobre el escenario. La vicerrectora llegó a calificar a la instrumental jerezana como “una permanente alianza de nuestra coral”.

En esta fructífera simbiosis musical insistió Pérez Madueño, que también destacó la implantación y el buen hacer de la orquesta como una referencia en la provincia.

Tras las recuperaciones de piezas históricas o la dedicación durante un tiempo a la música hispanoamericana, el conjunto universitario afronta desde hace un tiempo la preparación e interpretación de grandes obras sinfónicas y corales, en este caso con Mozart como gran referente igual que lo fue Beethoven y su novena sinfonía en las tablas del Teatro Villamarta: un concierto que también se podrá ver en el Falla el próximo otoño.

 

Para la actuación del sábado 8 de abril el repertorio incluye la Sinfonía 41 de Mozart, la última del genio de Salzburgo y conocida como Júpiter, y la Gran Misa que el compositor creó por iniciativa propia sin que mediara encargo alguno por parte de un noble o una institución, que solía ser lo habitual en aquella época para este tipo de obras. Pérez Madueño dijo que se trataba de “un repertorio difícil” y que su interpretación suponía “un desafío” para sus protagonistas.

Junto a la orquesta y la coral, este concierto contará con las voces solistas de Carmen Jiménez (soprano), María Ogueta (soprano), Francisco Gracia (tenor) y David Lagares (barítono). Las entradas para este espectáculo oscilan entre los 6 y los 18 euros, un precio que la vicerrectora Teresa García calificó de “accesible” y con el que se persigue una gran entrada en el coliseo gaditano.

 

En el horizonte de ambas formaciones aparecen otros dos conciertos en el Teatro Falla, allá por octubre y diciembre. Precisamente en este último mes protagonizarán el concierto extraordinario de Navidad con la citada Novena sinfonía de Beethoven. Pero antes verá la luz el proyecto de recuperación de la ópera cómica El Tío Caniyitas o El Mundo Nuevo de Cádiz, de José Sanz y música de Mariano Soriano, una pieza estrenada en Sevilla en 1849 y que se escuchó por primera vez en Cádiz en 1850.

No hay comentarios

Escribe un comentario